Translate

Búsqueda

miércoles, 25 de marzo de 2015

¡Feliz día de leer a Tolkien!

Mae govannen! Aiya! Desde aquí os saludamos en diferentes lenguas élficas. ¿Por qué? Porque hoy es el día de leer a Tolkien. Sí, este gran escritor tiene hasta un día para leer sus grandes obras. Hoy vamos a hacer una pequeña introducción sobre él y sobre su imaginario.



J. R. R. Tolkien nació en 1892 en Sudáfrica, cuando aún era territorio británico. A corta edad se mudó a Birmingham con su madre y su hermano, y muy pronto empezó a interesarse por las lenguas muertas del tronco germánico y nórdico. Consiguió entrar en la Universidad de Oxford y estudió Filología Inglesa, convirtiéndose en un experto en lenguas como el Inglés Antiguo o el Noruego Antiguo. Entre medias tuvo que luchar en la Primera Guerra Mundial, algo que le impactó durante toda su vida y además logró casarse con el amor e inspiración de su vida, Edith. Una vez graduado y casado a los pocos años consiguió establecerse como profesor en la Universidad de Oxford, y allí pasaría el resto de sus días hasta su jubilación. Tolkien falleció el 2 de septiembre de 1973, poco después que su esposa.


Sobre el imaginario de Tolkien se ha formulados gran cantidad de teorías, pero la verdad es que el escritor todo lo dejó bastante bien cerrado en sus cartas. Su inspiración es la mitología nórdica y germana, a las que luego da una vuelta de hoja, dejando su propia impronta y creando un género suyo propio.  Las criaturas que habitan Arda, el mundo de Tolkien, son muy variadas y sus nombres recuerdan a leyendas conocidas en el imaginario europeo. Pero él fue más allá, y dio a esos personajes lenguas, sentimientos, civilizaciones… El mundo que Tolkien creó aparece ya definido en los primero textos que el autor dejó escritos y que acabarían dando vida a ese increíble libro que es Silmarillion



Una de las tantas teorías sobre sus escritos afirma que en El Señor de los Anillos,  “El Profesor” quiso escribir sobre las Guerras Mundiales… Teoría, como otras, del todo descabellada, y que  el mismo Tolkien en más de una ocasión rechazó. Es cierto que la Primera Guerra Mundial le afectó, y su amargura se refleja en las cartas que escribió mientas se encontraba en territorio europeo; sin embargo, fue precisamente  en esos años cuando se esbozaron las primeras ideas del Silmarillion, cuando tomaron forma. Realizar una afirmación tan aventurada como que Sauron es Hitler es ir demasiado lejos.


El profesor Tolkien fue sin duda uno de los mejores escritores del siglo pasado. Su aportación al mundo literario fue fundamental, y abrió el camino para que la literatura fantástica no fuera un género únicamente para niños.

Libro para aprender Inglés Antiguo: http://www.arcobaleno2000.com/libro/id/434