Translate

Búsqueda

lunes, 2 de noviembre de 2015

La censura y Lady Chatterley

Hoy vamos a cambiar un poco el tercio porque nos apetece contaros la historia de un libro. Su autor es David Herbert Lawrence, y su obra más conocida es El amante de Lady Chatterley, que se publicó un 2 de noviembre de 1960 en el Reino Unido. Pero, ¿por qué hemos escogido esta novela?



Aunque actualmente no sea de las historias más conocidas, marcó un hito en el siglo XX. Originalmente fue escrita en los años veinte, y de hecho se publicó en Italia en 1928, pero no llegó al Reino Unido hasta treinta y dos años después. Y es que sufrió la censura por su alto contenido sensual, pues por supuesto en los felices años veinte el sexo se seguía viendo como algo escandaloso, y mucho más en los libros o en las películas.

El argumento de la obra se centra en Constanza, una mujer casada con un parapléjico de alto nivel social. Debido a la incapacidad de su marido para mantener relaciones sexuales, el guardián del coto se convierte en su amante. Actualmente un libro con esta temática amorosa está a la orden del día, pero en su momento se consideró toda una desvergüenza. Además, las escenas sexuales se desarrollan en su plenitud, no solamente se dejan entrever, a diferencia del resto de novelas contemporáneas. Pero el libro no es solamente sexo, ya que la relación entre Constanza y el guarda es un ejemplo de amorío entre personas de diferentes clases dentro de una sociedad tan clasista como la inglesa a principios del siglo XX.


El amante de Lady Chatterley es una muy buena novela para empaparse de una sociedad que acababa de salir de la I Guerra Mundial, pero que al mismo tiempo se estaba olvidando de ella por los años que ya habían pasado. Una sociedad donde hay muchos elementos prohibidos y las apariencias son lo primero, pero en la que, de puertas para dentro, se puede hacer lo que se quiera.