Translate

Búsqueda

jueves, 29 de octubre de 2015

El Principito en limburgués

Ya sabéis que lo nuestro con El Principito es algo enfermizo y no podemos parar de conseguir nuevas ediciones. En esta ocasión hemos recibido una de un dialecto del que ni siquiera teníamos noticia, el limburgués.



El limburgiano está considerado un grupo de lenguas que se practican en la zona sur de Bélgica, Países Bajos y la Renania alemana, por nada más y nada menos que 1,6 millones de personas solamente en la zona de Holanda. Hay muchas ciudades importantes con hablantes de esta lengua, como Aquisgrán, Maastricht o Düsseldorf. Por la etimología de su nombre podríamos decir que ya existía en tiempos medievales, pues se llama así por una ciudad belga, que a su vez lo recibe de un duque.

Actualmente el limburgués se considera un idioma que proviene del Alto Alemán y del Franconio. Pese a ser un idioma o dialecto hablado por poca gente, ha sobrevivido a lo largo de la historia y actualmente todavía sigue estando en grande sectores de la sociedad. Los estudios dicen que alrededor de un 50% de las personas que viven en esta región lo conocen aunque no lo usen en su día. Está reservado para un ámbito más formal, como reuniones o los medios de comunicación, así que gracias a esta costumbre todavía sigue vivo.




Esta edición de El Principito es una de las pocas manifestaciones escritas de esta extraña lengua para nosotros, pues no existe la costumbre de escribir en ella. De hecho, una de las pocas que tenemos se remonta a la Plena Edad Media con Heinrich von Veldeke. Así que no dejéis dejar escapar la oportunidad de leer esta edición, pues no solo estaréis sumergiéndoos en esta bonita historia, sino que también lo estaréis haciendo en una lengua medieval.