Translate

Búsqueda

viernes, 26 de noviembre de 2010

Entrevista a Daniel Recha

Hace ya un tiempo que El Señorín decidió añadir a la larga lista de idiomas que distribuía uno más. Se trataba del español. Para ello quiso arriesgarse y dejarse seducir por autores y editores que le solicitaron un huequecito en el almacén. Uno de los primeros —si no el primero— fue Daniel Recha. 
Cuando nos presentó su novela, La leyenda de Catharmad, nos agradó mucho la ilusión con la que daba vida a su proyecto personal, además del tipo de literatura en el que se podía encuadrar. Desde el primer momento apostamos fuerte por Daniel y por eso queremos que también esté aquí en nuestro rinconcito de la Red. 
A continuación os ofrecemos el cuestionario que tuvo a bien contestar para nosotros.

Daniel Recha
Desde que La leyenda de Catharmad llegó a Arcobaleno, toda la plantilla se ha implicado en el libro de una manera u otra y las conversaciones en los ratos libres a menudo giran en torno a él. Una de las preguntas más frecuentes que nos hacemos es: ¿cómo se le ocurre a alguien escribir una novela?

La verdad es que todas tus vivencias intervienen en la creación de una novela: sueños, experiencias, ocurrencias… Aunque también hay que echarle mucha imaginación.
A mí se me ocurrió contar la historia de La leyenda de Catharmad porque vino a mí y es una pena que una historia, que para mí es tan asombrosa, no llegue a la gente.

La leyenda de Catharmad explica la creación y la desaparición de Alandir, la Tierra del Dragón. Prácticamente toda la narración gira en torno a estos seres fantásticos. ¿A qué se debe tu pasión por los dragones?

La verdad es que no se por qué me apasionan tanto estos seres. Parecen fieros y a la vez simpáticos. Puede que me sienta identificado con ellos. Además, si tenemos en cuenta mi horóscopo chino, nos damos cuenta de que soy dragón.

¿Encuadrarías tu novela en el género juvenil o sencillamente en el fantástico?

Fue muy difícil enfocar esta novela, porque el género juvenil engloba muchos géneros. Yo creo que independientemente de que sea juvenil habría que tratar de considerarla en ambas temáticas. Porque aunque la historia esté concebida para un público joven, la puede leer todo el mundo, como siempre digo. A parte de etiquetar a La leyenda de Catharmad como Literatura Juvenil Fantástica.

¿Qué es lo que te gustaría que un lector sintiese al leer tu libro?

Sinceramente, pasión. Que la gente encuentre símiles en la historia y diga «me siento identificado con este personaje, o con este movimiento». En el fondo lo que trato de infundir con la novela es un mensaje profundo, ligeramente espiritual. Es una forma de ver el mundo desde otra perspectiva más fantástica.


La leyeda de Catharmad

¿Qué hay de ti mismo en tu propia obra? ¿Te sientes identificado con algún personaje?

No suelo basarme en mí para crear ningún personaje, al menos no me siento identificado. Mi carácter no encaja, al menos al cien por cien, con ninguno de los personajes.

¿Por qué te decidiste por la autoedición y cómo ha sido tu experiencia? ¿La recomendarías?

Más que por los problemas de «¿ahora quién me edita esto?», fue por decisión propia. La leyenda de Catharmad es una novela «diferente»: no es muy larga, está dividida en partes, engloba muchos componentes y mezcla elementos actuales con elementos medievales, típicos de literatura del siglo XII.
Pero el motivo por el que realmente decidí autoeditarla, es que, al considerarme una persona creativa, me gustó la idea de llevar yo adelante el libro. No obstante, tengo que reconocer que es un camino complicado, ya que no cuentas con los medios que tienen otras editoriales con caché, aunque estoy satisfecho con el resultado.

Nos gustaría saber cuáles son tus cuatro novelas preferidas y qué hay de ellas en tu propia obra.

Tal vez me decante un poco por el Ciclo del Legado, de Christopher Paolini, (que escribe libros sobre dragones). Recientemente, después de que saliera la película de Cómo entrenar a tu dragón, decidí ir a por la colección de libros de la serie. Y están muy bien. También me he inspirado un poco en La isla del tesoro de Robert Luis Stevenson.

En el prólogo de La leyenda de Catharmad hablas de la influencia de los videojuegos a la hora de escribirla. ¿Cuál es la importancia que en tu vida tienen los videojuegos y la tecnología informática en general?

Bueno, yo he crecido con los videojuegos. Es una forma de evadirte un poco de la realidad, como también puedes hacer con un libro, aunque esto es mucho mas gráfico e interactivo, tú controlas la historia, puedes elegir si matas al dragón o al mago que lo controla, y eso va a tener una repercusión en la trama. Yo he pasado horas enteras delante de una videoconsola jugando a la saga de Super Mario, al Zelda y a otros videojuegos.
De hecho, La leyenda de Catharmad empezó siendo un videojuego, pero una persona sola no puede desarrollar una aventura interactiva. Así que al final lo dejé porque yo no quería un juego de batallas por turnos, quería algo más de acción y gráficos en 3D.
Por otro lado la tecnología influye en mi vida de una manera muy especial. Yo no sabría vivir sin ella. Debe de ser que soy informático.         

¿Cuáles son tus proyectos de futuro? ¿Tendremos dragones para rato?

Me gustaría desarrollar videojuegos, creo que tengo algunos títulos interesantes.
Por otro lado, tengo que destacar la colección de libros de Los Dragones de Halëndare, a la cual pertenece La leyenda de Catharmad.
Creo que el misterio dominará mis próximos proyectos, intriga en las tramas. No descarto una novela de piratas y una con temas vampíricos, que tan de moda está en estos tiempos.
Por lo demás me conformo con que Catharmad llegue al máximo número de gente.
Como dicen todos los escritores: esperad sorpresas.

Si quieres saber algo más de Daniel Recha y de La leyenda de Catharmad, pincha aquí.